Cómo combinar oro y plata

Cómo combinar oro y plata

Uno de los grandes mitos de la moda y de la joyería es que no se pueden mezclar oro y plata en cualquier formato, ya sea en accesorios como en prendas de vestir o maquillaje. No te preocupes por eso, ahora los tiempos han cambiado y las nuevas tendencias permiten mezclas casi imposibles. Eso nos deja un margen más que notorio para ponernos creativas y dejarnos de protocolos innecesarios.

Lo primero que tienes que saber es que los colores se dividen en:

– Colores cálidos: Son todos aquellos colores que en su composición contienen pigmentos de amarillo. En nuestro caso hablamos de los dorados en cualquier tonalidad.

– Colores fríos: Son todos los que en su composición contienen pigmento cian. En nuestro caso hablamos de los plateados.

Los colores cálidos o fríos quedan en perfecta sintonía cuando los conjuntas con pieles del mismo tono. És decir, si tienes la piel clara o de color marfil, tu color es el plateado. En cambio si tienes el tono de piel moreno o beis, el dorado te quedará genial. Si por el contrario quieres aportar un toque más extremado a tu imagen, entonces deberás llevar el color de la joyería totalmente opuesta a tu tono de piel.

Pero vamos más allá. Ahora que ya sabemos cuál es nuestra armonía de color, vamos a añadirle nuestras prendas. Parece que se vuelve complicado, ¿verdad? Pues no os preocupéis porqué la joyería hace muchísimo tiempo que está inventada y se ha mezclado con absolutamente todas las prendas habidas y por haber.

Actualmente las reglas o normas inducidas por la moda, han pasado a formar parte de recuerdos de las abuelas. Ahora es el tiempo del “todo vale” y del “todo con todo”. En joyería pasa lo mismo, y de hecho es un alivio saber que lo rompedor y innovador es justamente lo más inverosímil. Hoy en día puedes mezclar tranquilamente piezas doradas con piezas plateadas, sin ninguna duda.

Entonces, ¿Cómo combinar oro y plata?

En términos puramente técnicos, el plateado lo deberías combinar con blanco y negro, y toda la gamma de colores fríos como los azules, verdes oscuros y grisáceos, y tonos como el violeta, granate, y morado.

En cambio para el color dorado, lo deberías combinar con blanco y negro, amarillos pastel, marfil, beis, tonos terracota, turquesa, rosados, coral y verdes como el menta o el esmeralda.

Ahora ya sabes cuál es tu armonía y cómo el color de la joyería se suma al conjunto de tu imagen. Pero insistimos, aunque puedes vestirte de un modo técnico para apostar por lo seguro, piensa que la moda contiene multitud de pinceladas distintas y que lo que la hace divertida es el poder disfrutarla de un modo creativo.

Así que nuestro consejo es que en una armonía cálida, puedes añadirle un toque fresco con algún complemento de colores fríos, y viceversa.

¡Arriésgate y disfruta de las combinaciones en oro y plata de tu joyería!

En portada:

Pulsera ANDES

Fotografía superior:

Anillo FINGER

Pulsera EVEREST

gracias-por-leer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *